La Paz Familiar En Peligro De Extinción

Esse quam videri

Por Antonio Maya

familia

Ser en lugar de parecer ser, es lo que significa “Esse quam videri” pensamiento encontrado en el ensayo sobre la amistad de Marco Tulio Cicerón, Cónsul romano, en el contexto de personas que desean ser llenas de virtud en lugar de solo aparentarla.

La amistad según la reflexión ciceroniana es una virtud de los seres humanos que supera la utilidad y el placer, convirtiéndose en un instrumento de conocimiento de sí mismo y de el otro en un proceso de hacer vida en común, como personas diferentes pero con igual valor.

En general así se inicia una familia, dos personas que distantes de conseguir algún tipo de beneficio sobre el otro ―al menos es lo que debería de ser― buscan construir una vida en común; ya como recién casados la toma de decisiones se lleva a cabo de acuerdo a una filosofía basada en la igualdad y día a día permanece un esmero en el cuidado mutuo con una expectativa de vida creciente, sin embargo, al paso del tiempo la familia crece y por diversas circunstancias y de manera paulatina se alejan del plan original, hasta transformar al núcleo familiar en una lucha de poder que simula estabilidad y felicidad ante la sociedad.

aparentar

El vivir una “puesta en escena” genera un gran estrés en los seres humanos, las redes sociales han impuesto un “status quo” familiar e individual prácticamente imposible de alcanzar, que sumado a la difícil situación económica del país, la inseguridad, la escasa bolsa de trabajo y la cultura del consumismo generan insatisfacción, estrés y pérdida de la paz familiar.

La unidad funcional de un pueblo es la familia, si en esta reina el caos, la avaricia, la envidia, la falta de tolerancia y la violencia, la esperanza de tener una sociedad equitativa y próspera es prácticamente nula.

La paz familiar esta en peligro de extinción y cada vez más se denuncia la violencia doméstica ―probablemente ahora es visible por el alcance de las redes sociales o bien por un incremento en la cultura de la queja― la cual se ha clasificado en diversos rubros: física, sexual, emocional, verbal, social y patrimonial; ningún tipo de violencia es justificable y tampoco genera beneficios a los miembros de una familia.

violencia-domestica

Creer que a través de la violencia los hijos pueden mejorar el aprovechamiento escolar, corregir las faltas de respeto hacia sus padres o renovar los votos matrimoniales,  denota una completa ignorancia de lo que significa la cultura de la paz, esta última es la puesta en práctica en todos los ámbitos de la vida los valores universales: honestidad, gratitud, humildad, prudencia, respeto, responsabilidad, amor, felicidad, tolerancia, unidad, entre muchos otros más.

Las tradiciones, comportamientos aprendidos y el estilo de vida tienen un peso importante en la génesis de la cultura de la paz ya que son grandes contribuyentes para la formación del carácter y personalidad de los individuos.

Paz significa una relación de armonía entre las personas, sin enfrentamientos ni conflictos, mientras que la violencia se define como la acción y efecto de violentarse o de violar a una persona; violentar significa aplicar medios violentos a cosas o personas para vencer su resistencia.

Según el INEGI, en los últimos años el número de divorcios ha aumentado en relación con los matrimonios; entre los años 2000 y 2015 el monto de divorcios aumentó 136.4% mientras que los matrimonios se redujeron en un 21.4%.

La ruptura familiar es uno de los eventos más violentos y con mayores secuelas emocionales para los miembros de una familia, ya que se fracturan todos los ideales generados al inicio de una relación; la sensación de abandono, culpabilidad y condenación dan como resultado depreciación física, psicológica, económica e incluso sexual, si a esto se le suma una educación de sometimiento e imposición como sinónimo de respeto patriarcal o matriarcal, el núcleo familiar se hunde en un hoyo negro muy violento.

Las principales víctimas de la pérdida de la paz familiar son los niños y adolescentes ya que muchas veces son obligados al voto de silencio, lo que colabora a la formación de una personalidad belicosa, trastornos emocionales, dificultades en el aprendizaje,  tendencia hacia la toxicomanía e incluso al desarrollo de conductas criminosas, lo que genera un círculo vicioso que se perpetua en la fase adulta.

El primer paso para recuperar la paz familiar es el identificar y hacer visible la violencia familiar, entender que una actitud agresiva provoca mayor ferocidad entre los familiares y que su resultado siempre será el incremento del caos.

El poner en práctica los valores universales es primordial, una actitud tolerante a la diferencia de opiniones, el respeto al actuar distinto del otro, la humildad para reconocer los errores y sobre todo el amor y unidad familiar deben prevalecer ante cualquier situación que se presenten por más difícil que esta parezca y si no se tienen los medios propios para hacerlo, el buscar ayuda de un profesional es imperante.valores-universales

Muchas veces la reacción al consejo “ve a terapia” se ha vuelto sinónimo de “estar loco” o “mal de la mente”, pero no hay nada mas distanciado de esta aseveración; el acudir a un terapeuta familiar podrá ayudar a entender y encontrar el camino hacia la paz familiar ―aunque el divorcio sea inminente o alguna otra circunstancia siga su curso― el desarrollo de la espiritualidad debe ser considerado para encontrar la serenidad y reconstruir la vida ante un suceso violento o catastrófico.

Los padres de familia son el principal ejemplo de valores, ideología e identidad para los hijos, deben comprender que al romperse el equilibrio ecológico familiar, se afectan todas las esferas sociales de cada uno de sus miembros, por lo que la comunicación, cohesión, adaptabilidad y afectividad deben ser conservadas siempre.

Nadie esta exento de vivir un problema familiar, lo importante es evitar los actos violentos que atenten contra la integridad física o moral de sus miembros, que de lograrlo incluso en medio de circunstancias adversas, dará a luz una sociedad equilibrada y parsimoniosa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: