¿Es eficiente nuestro sistema educativo en Nayarit? Una visión con perspectiva de género

Mucho se habla de educación hoy en día, la meta quese tiene es cumplir para el 2012, el programa “escuela para todos” promulgado por la ONU. Los datos del INEGI 2010 en México, registran 5.39 millones de personas mayores de 15 años analfabetas, 10 millones en el mismo grupo etario que no han concluido la primaria y 16.42 millones sin secundaria concluida. Dela población analfabeta tenemos una relación hombre – mujer de 1 a 1.5, teniendo un rezago educativo considerable y una perspectiva de género educativa todavía pendiente (1).

Los cambios en la educación en el mundo generan enormes expectativas en la población, la espera de resultados a lo largo del tiempo, los efectos observables y duraderos en el aspecto económico-social son una exigencia, pero poco se ven en nuestro país. (2) 

Por ejemplo en el censo INEGI 2000, el país tenía el 20.6% de hogares con jefatura femenina, incrementándolo a 24.6% para el 2010. Basado en los datos anteriores en Nayarit la tasa neta de participación (TNP) que se define como la  relación entre la población económicamente activa (PEA) y la población en edad de trabajar en los hombres es de 78.64, mientras que para las mujeres es de 47.55, siendo la tasa de ocupación en el sector informal en las mujeres de 35.41 y para los hombres de 25.38, esto deja ver que las mujeres tienen menor acceso a un trabajo formal (ENOE 2010).

 Las diversaspolíticas educativas que se establecen desde organismos internacionales fomentanla formación de técnicos, profesionales y científicos cada vez más competentes,para satisfacer las necesidades no solo de la población, si no de los capitalesinvertidos de los diferentes países desarrollados (3). 

La política educativa establecida en México y su inserciónal mercado laboral  muestra problemas importantes en cuanto a equidad de género. La encuesta nacional de ocupación y empleo 2010, reporta una relación hombre – mujer de 1.5 a 1 de población económicamente activa de acuerdo a su nivel de instrucción, es decir de la población ocupada laboralmente hay un mayor porcentaje de hombres con instrucción académica.

La producción del conocimiento y la generación de innovaciones son contribuciones  que la sociedad espera de sus instituciones educativas. 

Una educación superior pertinente y de calidad no sólo es una  aspiración legítima, sino una condición fundamental para impulsar el desarrollo del país, fortalecer la ciudadanía, mejorar  la competitividad y lograr una inserción ventajosa en la economía basada en el conocimiento (2). Es de notar que en México el principal grupo poblacional dentro de la economía formal tiene un nivel de secundaria (34.8%), mientras que solo el 17.62% de la población nacional tiene estudios de educación superior, manteniendo la relación hombre – mujer de 1.5 a 1 (MECE 2009).

Para llegar a tener una educación superior es necesario garantizar tanto la cobertura como el acceso a la educación básica y secundaria, es decir la cobertura se refiere a toda la infraestructura escolar,que como dato tenemos que la mitad de las escuelas en México se carece de al menos una de las siguientes necesidades básicas: agua potable, drenaje o luz eléctrica (4). Mientras que la garantía del acceso a la educación hablamos dela transmisión  de conocimiento que transforma la vida, siendo parte vital la presencia del educador calificado,material didáctico, entre otros.

El subsecretario de educación superior Rodolfo Tuirán dice que la matrícula del posgrado ha aumentado de  manera significativa en el último sexenio (con un ritmo de crecimiento anual superior al 7%), debido sobre todo a la demanda de cuadros altamente calificados en las actividades de investigación e innovación, así como en las funciones de dirección de las empresas,organizaciones sociales e instituciones públicas.

Sin embargo México en el ámbito educativo superior, se sitúa por debajo de países latinoamericanos como Chile, Colombia, Argentina,Costa Rica, Bolivia y Venezuela. Y según el artículo 25 de la Ley General de Educación debe destinarse el 8% del PIB a la educación pública, cuando en la actualidad de destina aproximadamente el 4%  (5).

También se sabe que la expansión de la matrícula eneducación superior (sin posgrado) alcanzó el equivalente a más de 30 por cientode los jóvenes de 19 a 23 años, mientras que la cobertura escolarizada se situó en alrededor de 28 por ciento. Con estos resultados se completa la meta de cobertura total establecida por el Plan Nacional de Desarrollo para el año 2012 a nivel nacional (2).

En Nayarit el porcentaje de población en edad típica de cursar educación en diversos niveles se reduce dramáticamente al pasar de una educación básica (3 a 15 años edad) a la educación superior (19 a 24 años) de un 87.3% a 22.7% para esta última (CENEVAL).

La eficiencia terminal del sistema educativo nayarita se traduce que por cada 1000 alumnos que ingresan a primaria, egresan 166 alumnos de licenciatura, de los cuales el 54.71% son mujeres (CENEVAL 2007). 

A pesar de todos los esfuerzos que se han hecho por ampliar la cobertura  garantizar el acceso a una educación superior en México, nos encontramos con un rezago notable comparativamente con algunos de nuestros homónimos en latinoamérica. 

Queda un tema pendiente dentro de la administración al aumentar la cobertura de la educación superior y es el poder garantizar el acceso laboral de miles de jóvenes egresados con un salario digno.

Debemos mencionar que el aumento de la matrícula de las instituciones públicas de educación superior implicaría un esfuerzo presupuestal sostenido de entre 6 y 7 mil millones de pesos adicionales al año, que aunque la autoridad en el discurso muestra lo contrario, es necesario incrementar el PIB destinado a la educación a lo que indica la ley (6).  

Otro punto que debe de tomarse en cuenta alaumentar la matrícula universitaria es poder eludir los riesgos a una educaciónde mala calidad, al no poder controlar la expansión no regulada de la educaciónsuperior privada. Todas estas variables deben de ser vistas desde el punto devista demográfico, la pirámide poblacional en los siguientes años se tornaráestacionaria y muy probablemente se invertirá, lo que alcanzar elfinanciamiento para lograr aumentar la matrícula universitaria, será todo unreto.

El acceso a una educación superior de familias de escasos recursos está aumentando, poder garantizar una equidad educativa con perspectiva de género, también está pendiente, ya que se sabe que un joven proveniente  de hogares de los dos deciles más altos de ingreso tiene una probabilidad cuatro veces mayor de estudiar una carrera profesional que un joven de bajos recursos.  

Esta inequidad resulta de un proceso en el que se acumulan múltiples situaciones  de exclusión en la biografía de los jóvenes de escasos recursos, las cuales se reflejan en el rezago educativo o en el abandono temprano de la escuela; más tarde, propician inserciones laborales precarias, baja productividad e ingreso real  insuficiente para escapar de la pobreza (2).

¿Que estamos haciendo para eliminar o atenuar la inequidad educativa, la inequidad de género y poder garantizar la educación en todos los niveles?

¿Como se están otorgando las becas educativas? 

¿Existen condicionamientos para obtener ayuda financiera de organismos gubernamentales? 

¿Hay visión de la alta gerencia educativa en otorgar apoyo económico sin discriminación alguna? 

Se deben revisar los programas de ayuda económica y determinar su efecto a lo largo del tiempo, midiendo como variable resultante egreso de la educación superior con equidad de género, ya que este indicador es imperante para lograr un adecuado desarrollo económico y social de México.
Bibliografía.
1.   Sabato E. 2012.La tragedia silenciosa. México Social. Año 1 No 22, mayo, 5.
2.   Tuirán R. 2012.La educación superior en México: avances, rezagos y retos. Subsecretario deEducación Superior de la Secretaría de Educación Pública (SEP).
3.   Carnoy M. 2000.Escuela y Sociedad. ¿Educación para el desarrollo o el dominio? Marco teóricoen: La educación como imperialismo cultural. México SXXI, 12-38, 39-79.
4.   Gil, A. M. 2012.¿Derecho a la educación o acceso a un pupitre? México Social. Año 1 No 22,mayo, 6-9.
5.   Ley general deeducación.  Nueva Ley Publicada en elDiario Oficial de la Federación el 13 de julio de 1993 texto vigente. Últimareforma publicada DOF 09-04-2012
6.   De Garay, S. A.2012. La Educación superior en los próximos años. México Social. Año 1 No 22,mayo, 14-17.
7.   Consejo Nacionalde Evaluación para la Educación Superior A.C. http://www.ceneval.edu.mx/ceneval-web/content.do?page=1691
8.   InstitutoNacional de de Estadística y Geografía. http://www.inegi.org.mx/default.aspx
9.   Secretaria deEducación Pública. http://www.sep.gob.mx/
10. Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo. http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/encuestas/hogares/regulares/enoe/default.aspx
11. Módulo de Educación, Capacitación y Empleo 2009  (MECE)
http://www.inegi.org.mx/default.aspx
Anuncios

Un comentario sobre “¿Es eficiente nuestro sistema educativo en Nayarit? Una visión con perspectiva de género

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: